Cerca de la Opera y de los Galeries Lafayette.

Wifi gratuito en todo el hotel

TRANQUILO Y CÉNTRICO AL MISMO TIEMPO

El hotel está resguardado detrás de un porche de la discreta calle Cité Bergère, en la orilla de los famosos Grandes Bulevares y del Faubourg Montmartre, uno de los barrios más pintorescos que dan a París tanto encanto. Creado en 1825, antaño frecuentado por Chopin, el Cité Bergère y sus edificios neoclásicos adornados con bonitas marquesinas están clasificados en el Inventario de Monumentos Históricos. En este marco distinguido, donde la tranquilidad contrasta con la efervescencia de los alrededores, el Corona Opéra es un lugar lleno de ventajas.

SERVICIO DE DÍA Y DE NOCHE

Recientemente reformado, el hotel Corona Opéra garantiza todas las prestaciones y el nivel de los mejores establecimientos de su categoría.

  • Recepción permanente 24 h, 7 días a la semana
  • Acceso para personas con movilidad reducida.
  • Idiomas hablados: inglés, alemán, español, italiano, ruso y rumano
  • 58 habitaciones contemporáneas (de las que 4 son suites) con todo el confort y minibar
  • Lounge con honesty bar de 14 h a 23 h
  • Desayuno tipo bufé, exprés o en la habitación, de 7.00 h a 10.30 h
  • Posibilidad de cenar en la habitación de 17 h a 01.30 h
  • Servicio de conserjería
  • Servicio de tintorería
  • Consigna de equipaje
  • Wi-Fi gratuito
  • Business corner (ordenador de uso libre, impresora, fotocopiadora y fax)
  • Aparcamiento gratuito (5 plazas)

ARMONÍA CONTEMPORÁNEA

Realzando el espacio con sus líneas puras y colores claros, el arquitecto interiorista y decorador Alain Marcot ha diseñado un marco sobrio y luminoso, otorgando claridad al mobiliario con suaves matices de tonos verde celedón, parma, gris nube y azul pizarra. Una lámpara de araña de estilo art nouveau por aquí, una cornisa con motivo vegetal por allá recuerdan con sutileza los años de este lugar. Por la elegancia de sus contrastes, este establecimiento con acento escandinavo desprende así un ambiente teñido de una serenidad muy apreciada por sus huéspedes.